QUERER NO BASTA, ES NECESARIO EMPRENDER

Ser capaz de hablar no es lo mismo que saber hablar bien

Posted by Juan Carlos Martínez González 1o Diciembre de 2016

¿Porqué es importante saber hablar bien?

Tarde o temprano te enfrentarás a este desafío, no podrás darle vuelta, cualquiera que sea tu actividad profesional o personal deberás mejorar tu capacidad de expresión verbal. Y este desafío te puede dar una mejor posición laboral, intelectual o moral. Generalmente, las personas que tienen estas posiciones se expresan mejor, no que hablen mucho, sino que saben expresar sus ideas con claridad. Una idea puede ser una propuesta, solución, problema, instrucción, explicación, hacer o contestar una pregunta.

Quizá no sea cuestión de querer o no, sino de cuándo se presentará una propuesta en la cual quede explícita el requisito de saber hablar bien. Y cuando esto ocurra qué vas a hacer, aceptarla, postergarla o decir que no. No es una decisión fácil porque significa enfrentar emociones, falta de confianza personal, experiencias negativas, deficiencias de gramática y falta de expertis profesional.

Hay un paradigma social en torno a los programas de “oratoria” que no explica su verdadera importancia interaccional, a pesar de ello, la oratoria no solo consiste en simplemente hablar en público, sino en darse a entender. Un acto de comunicación en público es un esfuerzo intelectual de darse a entender con los recursos lingüísticos disponibles.

Las personas con capacidad de expresión verbal pueden hablar bien. El saber es tener conocimiento de las reglas, métodos y técnicas para hacerlo, así que puedes tener capacidad de expresión verbal, pero no significa que hables bien. Tampoco, si logro saber hablar bien ya he resuelto mis dificultades, por el contrario, la confianza excesiva es tu peor enemigo.

Saber hablar es darse a entender en forma verbal con mis interlocutores en un contexto particular. Es el uso de las palabras, oraciones y estructuras que hacen entendible tu mensaje. También, con el uso del paralenguaje como la proyección de seguridad en la voz, y con el empleo del lenguaje no verbal. Claro, esto no es todo, ya que saber hablar consiste en expresar cualidades morales, intelectuales y expertis.